COVID 19: información que debes tener en cuenta para tus viajes.
DSC00067 1 scaled

Desde hace algunos años se ha vuelto más común escuchar sobre vuelos privados en los que los pasajeros cuentan con exclusividad absoluta en los aviones que alquilan, ya sea para trayectos nacionales o internacionales. Muy seguramente, has escuchado constantemente hablar sobre aviones y jets privados, dos aeronaves que a simple vista parecen iguales, pero que tienen ciertas diferencias que las hacen ideales para usos distintos.
Para las aerolíneas tener aviones y jets de última generación y con buen mantenimiento es algo vital, ya que son su bien principal de servicio, mientras mejores vehículos se tengan, más seguridad y mejor servicio se le puede brindar a los usuarios. Tal es el caso de Searca, una empresa del sector aéreo o aeronáutico. colombiana especializada en vuelos chárter que cuenta con casi tres décadas de experiencia. Durante todo este tiempo la empresa se ha enfocado en renovar y mejorar su flota que hoy cuenta con 30 aeronaves, entre aviones y jets privados.
Los aviones privados son vehículos aéreos que funcionan mediante un sistema de turbohélice que genera la potencia suficiente para que la aeronave se desplace en el aire. Este tipo de aviones fueron de los pioneros en la aeronáutica internacional en el siglo XX, incluso, las aeronaves que combatieron en la Segunda Guerra Mundial utilizaban el sistema de hélices.
Actualmente, los aviones privados no son los que dominan los hangares de las aerolíneas a nivel mundial. Su uso y producción fueron reduciendo a medida que empezaron a desarrollarse los jets privados que funcionan mediante otro sistema de propulsión del que hablaremos más adelante.
La principal característica de los aviones de hélices de uso privado es que son aeronaves utilizadas para generar torque y potencia. Quizás esa sea la razón por la que sigan estando vigentes en la aviación mundial. Hablemos un poco de cómo funciona el sistema de propulsión en los aviones privados, que es completamente diferente al de los jets. Las hélices son unos dispositivos formados por varias palas curvadas que al girar a altas velocidades generan una fuerza de empuje que permite a la aeronave moverse hacia adelante.
Para entender de manera más práctica el sistema de propulsión, los aviones de hélices funcionan de la misma manera que un ventilador o un molino de agua. Las cuales permiten utilizar la fuerza del aire para generar movimiento. Los aviones privados tienen mucha potencia y su mayor ventaja es que son ideales para desplazarse a velocidades medias o bajas, es por eso, que su uso principal se da en trayectos entre ciudades que estén a distancias cortas porque ejercen una mayor presión sobre el aire que garantiza potencia, pero no velocidad.
Otra característica de este tipo de aeronaves usadas en trayectos privados es que su consumo de combustible y sus costos de mantenimiento son más económicos comparados con el de los jets.
Por otra parte, los jets privados son aeronaves que llegaron a mediados del siglo pasado a revolucionar la industria aeronáutica del mundo. Su gran diferencia con respecto a los aviones impulsados por hélices es que en este caso la fuerza de movimiento la genera un motor de reacción a chorro, incluso, de ahí toma su nombre, ya que, jet significa chorro en Inglés. El funcionamiento de estos vehículos aéreos se basa en la tercera Ley de Newton: “acción y reacción”.
Los jets privados son impulsados gracias a la fuerza producida por el aire al entrar en la turbina del motor de reacción. Este luego calienta el chorro y lo expulsa por la salida del motor, y es ahí en donde se produce la alta velocidad que tienen este tipo de aeronaves. Mientras más se caliente el chorro de aire en el motor de los jets privados, mayor será la propulsión.
Luego de su desarrollo en la década de 1950 los jets se han convertido en los vehículos aéreos más usados en el mundo, ya sea para usos comerciales, privados o hasta militares y espaciales. Todas estas características hacen que las aeronaves con motor de reacción o jets, sean las más populares en trayectos de media y larga distancia, incluso en los recorridos interoceánicos, ya que, funcionan muy bien a altas velocidades.
En líneas generales, los aviones y jets privados son vehículos en los que los usuarios tendrán una atención personalizada y exclusiva al interior de la aeronave, y su única diferencia se presenta en el uso por trayecto dependiendo de las necesidades. Cabe aclarar que ambas tecnologías son óptimas y vigentes, y el hecho de que una aeronave sea más rápida o potente que la otra no la convierte en mejor.
Si quieres más información sobre la robusta flota de aviones y jets con la que cuenta Searca para sus viajes privados ingresa a www.searca.com.co y conoce más a detalle cada aeronave.

Post comment

Ir arriba Go up